Entendemos la movilidad sostenible como las alternativas de transporte que usamos, en nuestro caso en la ciudad, dando uso a los recursos que no contaminan el medio ambiente. Pero ¿qué alternativas tenemos disponibles en Bogotá para hacer parte de este movimiento?

Cuando se trata de trayectos cortos, la alternativa favorita de los bogotanos es la bicicleta, pues los casi 500 kilómetros de ciclovía facilitan los trayectos que realizan diariamente los biciusuarios, los cuales, según un estudio de la Universidad Libre, el 68% de ellos son realizados hacia y/o volviendo del trabajo. Las bicicletas eléctricas también son una opción viable en Bogotá, con la diferencia que estas incluyen un motor eléctrico y una batería, por lo tanto debe tener un punto de recarga siempre a la mano. 

Los carros y las motos eléctricas son buenos sustitutos para los automotores tradicionales, incluso algunos pueden llegar a ser más veloces que los automóviles tradicionales, aunque este último aspecto no tiene mucha validez en una ciudad como Bogotá donde el límite de velocidad está a 80 km/h. Las patinetas y las scooter eléctricas también representan una alternativa viable si usted tiene tarjeta de crédito para realizar el pago. Y finalmente, el servicio público de transporte está funcionando los 7 días a la semana, si prefiere hacer una inversión económica menor a corto plazo. 
El objetivo es ser una ecocapital con un plan ecológico que beneficie a todos los que vivimos en la ciudad y sus visitantes, siempre con actividades responsables y respetuosas que no dañen nuestra integridad y la de los demás.