Sostenibilidad, Vive lo verde

Con papel y lápiz

En diferentes entradas de BogMov hablamos de los beneficios que tiene la movilidad sostenible para el medio ambiente y la salud física de quien lo practica, ahora es el turno de hablar de su bolsillo.

Hay diferentes factores que sabemos son esenciales para finalmente tomar la decisión de movilizarse de manera sostenible, el ahorro económico es uno de los principales aspectos que representan un beneficio al usuario, es por esto que en BogMov hicimos las cuentas que usted necesita para saber si, principalmente, la bicicleta es una opción viable para que se sume al transporte no contaminante. 

Transporte público

Si usted se moviliza en transporte público, específicamente en Transmilenio, esto le interesa. La tarifa de Transmilenio para el 2019 está en $2.400 COP, el ciudadano promedio realiza dos viajes al día, lo que representa $4.800 COP diarios, entonces usted está gastando anualmente $1’152.000 COP en el Sistema Integrado de Transporte. Ésta siendo una de las opciones más económicas, pues las tarifas de taxi para 2019, son otro cuento. 

Transporte particular

Si usted se moviliza en carro particular, los costos son mucho más altos, pues según datos de Semana Sostenible, para el 2017 el consumo anual de gasolina era de $5’400.000 COP, actualmente el galón está en $9.268 COP, lo que quiere decir que el cálculo es aún más elevado. Esto sin contar los costos adicionales como el parqueadero, el impuesto vehicular y las multas de tránsito en caso de tener alguna.

Las ventajas de la bicicleta

La bicicleta es una excelente opción para empezar a ser parte de la comunidad sostenible, pues Bogotá cuenta con un amplio mapa de ciclovías que le permiten desplazarse con más facilidad. 

La inversión inicial en una bicicleta varía entre los $200.000 hasta los 2’000.000, dependiendo del tipo y la gama que usted considere mejor, si a esto le incluimos el kit de seguridad que exige el código de policía, son aproximadamente $200.000 que se le suma a los gastos promedio. Si usted se moviliza en transporte público se estaría ahorrando aproximadamente 6 meses de dinero y si se mueve en carro particular el ahorro es de cerca de cuatro meses. 

En conclusión, son muchos los beneficios de pasarse a la “bici”, el ahorro de combustible en automóviles sería inmenso y el hábito de economizar estaría cada vez más presente en su vida cotidiana, es una situación en la que tanto usted como el medio ambiente, salen ganando. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *